sábado, 27 de abril de 2013

Twitter: E-learning en 140 caracteres

Cuesta trabajo creer que Jack Dorsey estuviera pensando en marzo de 2006 al crear Twitter en que podría tener una utilidad como herramienta formativa.
Sin embargo, hoy en día Twitter es una herramienta universal, utilizada por más de 200 millones de usuarios en todo el mundo, y con una solvencia técnica (rapidez, fiabilidad, etc.) fuera de toda duda. La información fluye por Twitter a una velocidad inimaginable, llegando de manera sencilla a sus destinatarios.
Todo ello la convierte en una herramienta tan atractiva como especial (140 caracteres máximo por mensaje) sobre la que algunos expertos se cuestionan si podría tener cabida en una metodología e-learning. Muchas son las posturas que encontraremos al consultar la diferente bibliografía existente sobre el tema, y sin embargo, mi opinión al respecto es clara y contundente: Por supuesto que tiene cabida.
Twitter en e-learning
Twitter puede ser un complemento válido para un curso de formación online, siempre y cuando seleccionemos la utilidad que queremos darle. Su principal objetivo debe ser funcionar como una  herramienta de transmisión de información inmediata, sencilla y directa a todos los usuarios que participan en el proceso formativo.
Algunas de sus utilidades pueden ser:
  • Tablón de anuncios: Es un medio de interacción entre el formador y los asistentes.
  • Píldoras complementarias a la formación: Resúmenes de un documento, una referencia en Internet, un post o un artículo interesante que complemente la formación.
  • Obtención de documentación adicional en tiempo real: Twitter es un gran nido de información, enlaces y referencias cada vez mejor categorizados – gracias a los usuarios avanzados –.
  • Micro encuentros (interacción): Fomentar la interacción creando hilos de información establecidos por los propios asistentes de cara a un proyecto en común, ayudados de los hashtags e incluso enriqueciendo la conversación con usuarios ajenos al proyecto que sean afines a la temática a tratar.
  • Encuestas: Testar la opinión de los participantes sobre un tema relacionado con la acción formativa.
  • Test en tiempo real: Contestación grupal a preguntas cortas sobre la materia.
  • Alertas / Avisos: Programar avisos de eventos relacionados con la acción formativa.
  • Tormenta de ideas: Recopilación de opiniones sobre un tema de actualidad, unificados por un hashtag definido.
  • Foros de debate (microblogging) sobre temas de actualidad
En definitiva, varias utilidades basadas en un concepto común: Al tener una limitación en el número de caracteres por mensaje, el usuario tiende a concretar y los mensajes toman especial interés.
¿Has usado ya Twitter en formación online? ¿Crees que puede ser útil?
Fuente consultada: http://www.elearningview.com

Esta entrada fue publicada en Contenidos y etiquetada , , , por Diego Sánchez